domingo, 2 de noviembre de 2014

carta a Pablo Iglesias

CARTA A PABLO IGLESIAS. Todos sonreímos cuando dijiste que estábamos aquí para ganar. Como ese jugador de cuarta división que promete a su hinchada ganar la copa. Sonreímos pero dijimos ¡Tira p’alante! Con aquellas primeras elecciones vino el primer vuelco y comenzaron a fermentar tus adversarios, tus aduladores, una flor de oportunistas que querían crecer a tu sombra. Una jauría de perros roncos que te relacionaban con el terrorismo, las repúblicas caribeñas y el independentismo murciano. Pero tú seguías diciendo lo mismo , poniéndote más serio a medida que se iban cumpliendo tus envites. Y la bola crece. La de tus oponentes, la de los aguafiestas, la de los sediciosos, la de los frikis que te adoran. Ahora llegan las encuestas y dicen que aquel farol es hoy un faro que deslumbra a todo el mundo. A los que están contra ti y a los que estamos contigo. Y nos entra una especie de vacío, de náusea, como si fuéramos a coger un avión con el miedo que nos da volar… Nos asusta el adverbio AHORA, nuestros planes siempre eran para DESPUÉS, para el FUTURO, para el PORVENIR. Como ese chico al que le dicen que ordene su habitación, que ordene su vida y él, tapándose con las sábanas contesta: ¡ vale, luego lo hago! LUEGO… Pero ya no hay tiempo para el luego, para ese luego que será perfecto porque nunca sabremos cuando será. Es el tiempo del futuro imperfecto-esto ya se va pareciendo a una clase de gramática- Llegó la hora torera de la verdad. Por el cielo vuelan unos negros grajos que forman la palabra decepción. Es tan fácil pensar: nos decepcionarán. “Volverá a pasarnos, Mari. Puede ser, Jose…” Por eso hoy te digo amigo Pablo , para espantar a esos pájaros de mal agüero elimina de tu vocabulario el verbo prometer-¡cielos, lo siento, más gramática!- Y olvida las grandes posibilidades de decepcionar a alguien: a los que sólo esperan que soluciones lo suyo, a los que todo esto no les parece más que reformas y parches ya que ellos quieren cambiarlo todo, a pesar de que nunca cambiaron nada. Déjalos. Empieza por los que más lo necesitan. Por esos que nunca van a ir a tus mítines ni a tus círculos. Por aquellos que en las encuestas no saben o no contestan. No menosprecies los pequeños detalles, las mínimas conquistas. Conseguir una casa para los sin techo, poner zapatos y vacunas, construir comedores, atender a los enfermos y a su dignidad, educar a los niños y a los maestros, cambiarles a los parados su complejo de culpabilidad por una esperanza de trabajar, limpiar las cloacas del estado y de paso hacerlo humano. Devolver la justicia a los que no pueden pagarla. Acabar con la impunidad de los grandes despachos de abogados, esos prestidigitadores al servicio de los que son tan ricos como egoístas….Todo esto no requiere un presupuesto tan grande, sino una gran voluntad ,un inmenso trabajo, y tiempo, mucho tiempo...Ellos, los políticos profesionales llevan siglos sin hacer nada, ahora , que se esperen. Sé que admiras a José Mujica. El viejo presidente del Uruguay, del paisito de Mario Benedetti que fue su amigo también viejo y también sabio. Tienes en él un espejo en qué mirarte. Hace algún tiempo dijo :“Lo inevitable no se lloriquea. Lo inevitable hay que enfrentarlo” Cuando cumpla su mandato, sin prorrogas y sin boatos, dejará su cargo sin haber puesto sus pies en el palacio presidencial ni en la autocomplacencia. Dicen los economistas que su país ha crecido y ha disminuido la pobreza, que es el auténtico crecimiento. Afirmaba en una entrevista que se ha dejado un montón de objetivos por cumplir, que a pesar de ser el presidente se vio impotente en varias ocasiones. Lo dijo con rabia pero con serenidad, lo inevitable no se lloriquea, se enfrenta… No es mal modelo el viejo Mujica. Tú, vosotros, sois más jóvenes y tenéis derecho a equivocaros más aún. Tenéis la insolencia de decir la verdad, ahora tenéis la responsabilidad de ponerla en pie, después de tanto tiempo arrodillada. Pepe Mujica dijo también: “Por el camino más largo es el viaje más corto” No hay que tener prisa con tal de que vean que andamos. Esos que esperan fuegos artificiales seguramente te darán la espalda. Otros ,más exquisitos ,querrán propuestas más sofisticadas. Los hay que no les gusta ir con la masa a pesar de sus convicciones marxistas. Pero esos a ti, a nosotros , no nos preocupan. Es la gente, esa gente harta, desorientada, confusa y ahora esperanzada la que realmente tiene que importarte. Mucha suerte. Felipe Gutiérrez.

9 comentarios:

GALO DE LA GALIA dijo...

Con tu permiso comparto en facebook y demás. Me ha encantado Felipe,espero que al despertar de este sueño sigamos soñando y se haga realidad. PODEMOS, ahora, SÍ PODEMOS

Carlos Monedero García dijo...

Muy bueno Felipe, solo una recomendación: desactiva la música del blog.

Carlos San José dijo...

Así sea!

Pues con tu permiso yo también voy a compartirlo. espero que no te importe.

Cuanta razón tienes o en cuantas cosas coincidimos. No se...

Abrazos

marisa san jose vargas dijo...

Estoy segura de que si se puede y que no muera nunca la esperanza

Carlos San José dijo...

Felipe, vuelvo a leerlo y me vuelvo a emocionar.

Felipe dijo...

Gracias, amigos, no sabéis cuanto significa a para mí conectar con gente estupenda como vosotros

Felipe dijo...

Gracias, amigos, no sabéis cuanto significa a para mí conectar con gente estupenda como vosotros

Felipe dijo...

Siguiendo el consejo de C. Monedero elimino la música del blog...( y eso que me parecía bonita), pero con ese apellido, no me queda más remedio que hacer caso, ja ja ja..., no en serio, seguramente puede resultar peñazo cada vez que lo abres encontrarte con la Norah Jones, dando el cante.

ispimaroma dijo...

Es la primera vez que entro en tu blog y desde luego me has alegrado el día que había comenzado fatal, PODEMOS y no añado nada a esa palabra mágica por aquello que alguna veces refieres de... frente popular de judea.... frente judaico, ya sabes...