martes, 4 de julio de 2017

CONSEJOS PARA UN VERANO.





Querido amigo:

Si caminando por la ciudad te encontraras con una fresca sombra,y sobre una mesa de la calle una cerveza también fresca, tómala y pide otra. Manda a la mierda ese autobús que ,de todas formas , no te iba a llevar a ninguna parte.
 Cuando estés en tu casa,entorna la persiana de tu balcón y,tirado en tu cama, saca el pie desnudo entre las sábanas.
Si ,por casualidad, oyes que la muerte está rondando, dile que estamos de vacaciones.
No esperes, este verano, a que deje de llover para caminar por esa playa casi solitaria. Deja que te envuelva el atronador sonido de las olas y el olor a brea y la nostalgia.
Si tu amor palidece como el hielo de un polo,recuerda que sorbiste el dulce jarabe del pasado y aún te queda la nieve del recuerdo.
Cuando subas río arriba, busca una poza profunda y oscura y refresca allí tus pies y tus obsesiones.
Vivamos este largo y cálido verano antes de que vengan los canallas de siempre a traernos el frío y los temores.
Crucemos el puente sobre las aguas turbulentas,disolviendo el rencor de la última bronca con el azúcar del café.
Cierra los ojos cuando oigas los truenos de la tormenta de verano y respira el aroma de los pinos.
Rodea la isla de la Decepción y apróate al viento.
Duérmete siempre con un libro en las manos y abandónate a la pequeña muerte de la siesta.
Tiempo habrá para hacer cosas importantes, y si no que las hagan ellos,que son tan listos.
 Ya sabes que el verano es eterno mientras dura, como el amor, como el cigarrillo de un condenado.

3 comentarios:

Ester Sacristán Lucas dijo...

Gracias como siempre Felipe. Procuraré disfrutarlo mucho porque yo todavía tengo dos septiembres de inicio de curso. ¡Suertudo!

RAMON BONILLA SOLIS dijo...

Que tengas esas felices vacaciones que predicas en tu artículo. Defendamos el derecho a la pereza. Feliz verano.

Angela Rivero del Barrio dijo...

Me ha encantado lo de «apróate al viento»
¡Feliz verano!